VOLUMEN FACIAL

Tratamientos Faciales

La flacidez por pérdida de volumen facial es un problema común que afecta a muchas personas a medida que envejecen. Con el paso de los años, los depósitos de grasa faciales pierden volumen y descienden; hay una consulta en medicina estética muy típica en la que el paciente refiere como motivo de consulta que “parece como si la cara se me estuviese cayendo”. Afortunadamente, existen varias opciones de tratamiento disponibles para abordar este problema de pérdida de volumen facial, siendo uno de los más efectivos el uso de ácido hialurónico (AH).

El ácido hialurónico es una sustancia naturalmente presente en nuestro cuerpo que tiene la capacidad de retener grandes cantidades de agua. Esta propiedad hace que sea ideal para hidratar y rellenar la piel, mejorando su apariencia y combatiendo la flacidez.firmeza perdida en el rostro.

tratamientos volumen facial madrid

Tratamiento de volumen facial con ácido hialurónico (AH)

El tratamiento para la pérdida de volumen facial con ácido hialurónico se realiza mediante inyecciones dérmicas. Antes del procedimiento, se realiza una evaluación exhaustiva de la piel del paciente para determinar las áreas que requieren tratamiento y la cantidad de ácido hialurónico necesaria. Posteriormente, se administra una serie de inyecciones en las capas más profundas de la piel para estimular la producción de colágeno y proporcionar un efecto tensor. También se pueden realizar estos depósitos en planos más profundos en caso necesario y/o combinar ambas estrategias dependiendo de las necesidades de cada persona.

El proceso es generalmente rápido y se puede realizar en clínica sin necesidad de anestesia, aunque se puede optar por aplicar anestesia tópica o local para minimizar cualquier molestia durante el procedimiento.

Resultados y beneficios

El ácido hialurónico ofrece diferentes beneficios para proporcionar volumen facial. Al ser una solución no quirúrgica, no requiere incisiones ni tiempo de recuperación prolongado. Los pacientes pueden regresar a sus actividades diarias habituales casi de inmediato.

Además, el ácido hialurónico proporciona resultados inmediatos y visibles. Después del tratamiento, la piel se ve más firme, tersa y rejuvenecida. Los efectos pueden durar desde varios meses hasta un año, aunque la duración varía según el individuo y el tipo de producto utilizado. Se pueden realizar sesiones de mantenimiento periódicas para mantener los resultados a largo plazo.

Aunque el ácido hialurónico es generalmente seguro y bien tolerado, algunas personas pueden experimentar efectos secundarios temporales, como enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad en el área tratada que suelen desaparecer en pocos días.

Casos de uso

El ácido hialurónico se utiliza en tratamientos estéticos para diversas áreas del rostro. Cada tipo de AH tiene características específicas y se utiliza para diferentes propósitos. Los casos más comunes son:

  • Labios: Se aplica ácido hialurónico reticulado para aumentar el volumen y mejorar la forma de los labios para lograr un aspecto natural y armonioso. Los rellenos de ácido hialurónico para labios también pueden ayudar a suavizar las arrugas alrededor de la boca, conocidas como «código de barras». Según la reticulación y el tipo de acido hialurónico utilizado podemos obtener desde un efecto de hidratación de la mucosa y mejoría del perfilado, hasta una voluminización manifiesta de los labios.
  • Pómulos: En este caso se emplea ácido hialurónico de alta densidad para realzar y definir los pómulos por su mayor capacidad de levantamiento y voluminización, lo que ayuda a crear una apariencia más juvenil y contorneada en la zona.
  • Frente: El ácido hialurónico se puede utilizar en la frente para reducir la apariencia de arrugas horizontales y líneas de expresión verticales.
  • Mentón: El ácido hialurónico también se utiliza para mejorar la forma y definición del mentón corrigiendo asimetrías, proporcionando proyección para crear una apariencia más equilibrada en el rostro.
  • Ojeras: El ácido hialurónico, de baja densidad en este caso, ayuda a hidratar y rellenar la piel de la zona debajo de los ojos, reduciendo la apariencia de hundimiento y fatiga.
  • Bioplastia: La bioplastia facial es una técnica no quirúrgica que utiliza ácido hialurónico ultra-reticulado para corregir y mejorar diferentes áreas del rostro, como los pómulos, el mentón, la mandíbula y las arrugas nasolabiales en una misma sesión.
  • AH temporal: Es una forma más suave y menos duradera de relleno. Se utiliza para retoques y pequeñas correcciones, y se degrada más rápidamente en comparación con otros tipos de AH.
  • Definición del óvalo facial: El ácido hialurónico se utiliza para restaurar el volumen perdido en las mejillas, el área de las sienes y la parte media del rostro. Esto puede ayudar a mejorar la definición del óvalo facial y a reducir la apariencia de la flacidez.
  • Líneas de marioneta: Las líneas de marioneta son los pliegues que se extienden desde las comisuras de la boca hacia la mandíbula. El ácido hialurónico se inyecta en estas líneas para rellenarlas, suavizarlas y restaurar la firmeza en esa área.
  • Surcos nasogenianos: Los surcos nasogenianos son las arrugas que se extienden desde las aletas de la nariz hasta las comisuras de la boca. El ácido hialurónico se utiliza para rellenar estos surcos y darle un aspecto más joven y fresco al rostro.
  • Maxilar: Para mejorar la apariencia de la zona del maxilar, se inyecta en las áreas donde se ha perdido volumen debido al envejecimiento. Esto puede ayudar a definir y rellenar la parte inferior del rostro.
  • Masculinización del rostro en hombres: En algunos casos, los hombres pueden buscar una masculinización del rostro mediante procedimientos estéticos. El ácido hialurónico se puede utilizar para definir los rasgos masculinos, como la mandíbula, las sienes y las mejillas. Esto puede incluir procedimientos sobre todo para una mandíbula más cuadrada, pero también para la mejora de las sienes y el fortalecimiento de los pómulos.

Tratamiento de volumen facial en Madrid

Es importante destacar que la elección del tipo de ácido hialurónico y su aplicación precisa en cada área debe ser realizada por un médico estético o dermatólogo capacitado y con experiencia. Dado que existen diferentes opciones de tratamiento para proporcionar volumen facial, la decisión del tratamiento será siempre individualizada y tomada junto al paciente en función de la exploración, preferencias e historia clínica del paciente.

Contáctanos sin compromiso. A través de los diferentes tratamientos de volumen facial en Clínica Alluring, conseguimos devolver la firmeza perdida en el rostro.