Toxina Botulínica

BOTOX, LA SOLUCIÓN PARA ELIMINAR LAS ARRUGAS

La inyección de la toxina botulínica es conocida coloquialmente como Botox® (o bótox), por ser la primera versión comercial de dicha toxina para diversas indicaciones en medicina estética. En la actualidad, existen tres marcas comerciales aprobadas en España por la Agencia Española del Medicamento y Ministerio de Sanidad para su uso en Medicina Estética.

Las tres corresponden a toxina botulínica Tipo A, y es importante asegurarse de que la que utilicen con nosotros sea una de estas y no otras que no cumplan con los requisitos sanitarios necesarios.

 

tratamiento con botox madrid

¿Para qué se utiliza el bótox? Principales puntos de aplicación

 

El bótox tiene aplicaciones diferentes, pero en estética facial se utiliza principalmente para tratar las arrugas de expresión de manera curativa en estadios tempranos, o como medida preventiva para evitar su aparición, consiguiendo la relajación de la musculatura a tratar durante su tiempo de actuación, puesto que bloquea los impulsos nerviosos.

El tratamiento se ha convertido en un excelente comodín para tratar las arrugas de expresión del tercio superior de la cara. Siendo este el tratamiento más realizado en medicina estética en todo el mundo.

Es importante realizar un estudio previo para la aplicación individualizada del tratamiento, ya que no todos tenemos la misma fuerza en los músculos faciales ni todos sufrimos los mismos procesos de formación de arrugas.

Las principales zonas de aplicación del bótox son:

  • Bótox en el entrecejo:trabaja fundamentalmente sobre los músculos corrugadores y el piramidal. Músculos que van desde la zona interna hacia la zona superior de la ceja.
  • Bótox en la frente: El número de aplicaciones a realizar para reducir las arrugas de la frente depende realmente del tamaño de la frente de cada paciente. En pacientes con una frente ancha se podrá aplicar una fila de hasta 4 puntos, incluso se podrá aplicar una doble fila de pinchazos.
  • Bótox en las patas de gallo: En esta zona lo que se consigue es bloquear la zona externa del orbicular del ojo para dar mayor amplitud y dejar una mirada más limpia.

Las zonas de infiltración son muy sensibles y visibles, por este motivo antes de la infiltración del bótox en un paciente, el especialista inspeccionará la zona a la vista y al tacto para comprobar su estado y decidir la cantidad de toxina apropiada a suministrar. De ahí la importancia de ponerse siempre en manos de médicos expertos y con experiencia en la aplicación del bótox.

 

Para quien está indicado el tratamiento de bótox en Madrid

 

Las arrugas de expresión en la frente, entrecejo y patas de gallo empiezan a aparecer a una edad temprana, en la mayoría de las personas suele estar entre los 25 y 30 años.

En las primeras etapas de formación de arrugas en el tercio superior del rostro está indicado la infiltración de bótox como tratamiento de carácter preventivo para evitar que esas arrugas agudicen su profundidad formando surcos en la piel. En torno a la treintena, los músculos de expresión facial pierden firmeza y empiezan a formarse arrugas de expresión más profundas. Con el tiempo estas arrugas se marcan de tal manera que permanecen visibles, aunque no se estén realizando movimientos faciales.

 

Cómo es un tratamiento con bótox

 

Por lo tanto, la toxina botulínica (tipo A) o bótox se recomienda tanto en mujeres y hombres que quieren prevenir, eliminar o suavizar las arrugas de expresión que aparecen con el paso del tiempo en la zona de las patas de gallo, la frente o el entrecejo.

Por lo general, los tratamientos duran alrededor de los 20 minutos y se administran mediante pequeñas microinyecciones prácticamente indoloras en las zonas a tratar.

Como todo medicamento, el bótox tienes sus contraindicaciones, aunque al ser un tratamiento poco invasivo y por lo general sin efectos secundarios cuando la aplicación ha sido la correcta, una vez realizado el tratamiento, el paciente se va a casa

La duración del efecto varía dependiendo de cada persona, su estilo de vida y su tipo de piel. Por lo general el efecto permanece entre 4 y 6 meses y se recomienda una aplicación repetida cada 6 meses para prolongar su efecto.

Los resultados comienzan a ser visibles pasadas de 48 a 72 horas. Sin embargo, el efecto máximo se obtiene a los 10 días de la aplicación.

 

Tratamiento de bótox en Madrid

 

La administración de toxina botulínica, aunque es un tratamiento de medicina estética facial sencillo, es necesario administrarlo con garantías de calidad y profesionalidad. Siempre debe ser realizado por un especialista con experiencia en este tipo de tratamiento para conseguir eficacia y seguridad en el tratamiento.

En Alluring Clinic ofrecemos un asesoramiento personalizado a cada paciente por parte de nuestro equipo médico. En una primera consulta informativa gratuita, analizaremos tu caso para identificar y recomendarte el tratamiento facial más efectivo para realizarlo en nuestra Clínica de medicina estética en Madrid.

¡Contacta con nosotros en el 676 377 187 o mándanos un formulario si quieres más información!

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies