Armonización facial

Tratamientos Faciales

La armonización facial engloba una serie de procedimientos diseñados para mejorar la apariencia global del rostro mediante el equilibrio de sus características y proporciones. Al combinarse, estos procedimientos mejoran la simetría facial y abordan los signos de envejecimiento, como la pérdida de elasticidad, volumen y grasa, proporcionando así un equilibrio estético y funcional.

Con la armonización facial se busca corregir desequilibrios en la proporción de las diferentes áreas del rostro, como la frente, los pómulos, la nariz, los labios y la barbilla.

El logro de la armonización facial se basa principalmente en la aplicación de métodos no quirúrgicos, destacando entre ellos el uso de neuromoduladores y rellenos dérmicos como el ácido hialurónico.

Neuromoduladores

Los neuromoduladores son empleados en medicina estética para mejorar la armonía facial al relajar la musculatura y reducir la contracción muscular, suavizando las arrugas existentes y previniendo la formación de nuevas.

Este tratamiento armoniza los gestos faciales, otorgando un aspecto más fresco y relajado. Es especialmente eficaz en el tratamiento de las arrugas de expresión generadas por los gestos faciales y se personaliza teniendo en cuenta la manera en que cada individuo gesticula y la intensidad de la contracción muscular.

La aplicación de neuromoduladores es sencilla, mediante microinyecciones controladas, sin necesidad de anestesia, permitiendo al paciente retomar sus actividades cotidianas después del procedimiento.

Con resultados rápidos y efectivos, su duración varía entre 4 y 6 meses, recomendándose aplicaciones repetidas cada 6 meses para mantener el efecto deseado.

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico utilizado en los procedimientos de armonización facial se presenta en forma de geles transparentes y viscosos, ideales para suavizar arrugas, rellenar surcos y restaurar el volumen facial perdido. Hay varios tipos de ácido hialurónico en función de su reticulación, densidad y solidez que nos permiten aplicar el adecuado dependiendo del área a tratar y del objetivo buscado, desde sólo hidratación de la piel hasta voluminizar o crear estructura de soporte. Su aplicación se realiza mediante microinyecciones precisas o microcánulas, permitiendo a los profesionales de la medicina estética moldear y definir contornos faciales, así como proporcionar una mejora significativa en la apariencia de labios y áreas circundantes.

Lo notable del ácido hialurónico es su capacidad para integrarse de manera natural con los tejidos circundantes, brindando resultados suaves y naturales. Además, este componente es biocompatible, lo que significa que el riesgo de reacciones adversas es mínimo. Los efectos del tratamiento no solo se limitan a la reducción de arrugas y líneas finas, sino que también contribuyen a la restauración de la hidratación cutánea y la mejora de la textura general de la piel.

Es importante señalar que la duración de los resultados puede variar de persona a persona, ya que depende de la capacidad del organismo para retener la sustancia y la calidad del producto utilizado. Sin embargo, en líneas generales, los efectos del ácido hialurónico suelen mantenerse durante un período de 9 a 12 meses o incluso más en función del tipo de ácido hialurónico empleado para el objetivo buscado

tratamiento con acido hialuronico en madrid

Armonización facial en Madrid

Es importante destacar que una armonización facial debe realizarse de manera personalizada e individualizada. En Alluring Clinic, centro reconocido por sus servicios de excelencia en medicina estética facial y corporal, ofrecemos diferentes soluciones para realizar un procedimiento de armonización facial. Dado que existen diferentes opciones de tratamiento para este problema, la decisión del tratamiento será siempre individualizada y tomada junto al paciente en función de la exploración, preferencias e historia clínica del paciente.